Vuelos baratos ¿Viajes ligeros?

publicado en: Sin categoría | 0

hacer maleta

A la hora de elegir vuelos baratos ingresar en portales online como Avantrip, para buscar y comparar los precios del mercado, el mayor número de aerolíneas y destinos para ofrecerte el mejor precio, es una decisión completamente razonable. Ya comprado el vuelo económico, resta planificar horarios, rutas turísticas, ahorrar y llegado el día: hacer la maleta.

El arte de empacar puede marcar la diferencia entre aprovechar pasajes baratos de avión y pagar grandes recargos por exceso de equipaje. Es importante que conozcas las políticas de equipaje de la aerolínea elegida para evitar que pases el resto del viaje arrastrando innecesariamente un exceso de ropa que quizás no utilices y, peor aún, con el presupuesto recortado por cientos.

Hacer una maleta implica, sobre todo, expectativas. Siguiendo al Filósofo y premio Nobel chileno Humberto Marturana “Las expectativas nunca se cumplen”. Es bastante común pensar en situaciones extraordinarias que pueden presentarse durante el viaje que en la cotidianidad, pues el quehacer diario de un viaje, las largas caminatas por ejemplo, son de esperarse.

Ahora: las invitaciones de último momento a un evento que no habíamos tan siquiera contemplado que existiera en la ciudad que visitamos, eso sale de todo pronóstico y, sin embargo, empacar un vestido es casi siempre un asunto femenino innegociable cuando se trata de armar una maleta. Casi siempre el traje regresa a casa sin haber sido utilizado y, aún peor, con arrugas.

Vuelos baratos equipaje modesto:

Muchas Aerolíneas ofrecen vuelos baratos de avión sobre la base de unas políticas de equipaje verdaderamente estrictas, cuyo incumplimiento acarrea multas que pueden llegar a superar el costo del pasaje. No es poco común observar a personas deshacerse a último minuto de excesos de equipaje en medio del aeropuerto, despidiéndose sin mirar atrás de cosas que ante la premura evalúan completamente dispensables e innecesarias.

Evitar ese trance es verdaderamente fácil para el viajero experimentado. De alguna forma durante los viajes desarrollamos habilidades adaptativas que creíamos imposibles: lavar ropa a mano, secarla con secadores portátiles de cabello, planchar con vapor de ducha y coserla con los pequeños kits que a veces regalan los hoteles.

Dejamos de usar maquillaje, sonreímos en todas las fotos, hacemos uso a diario de los zapatos más cómodos, los aretes menos pesados, el abrigo más cubierto en caso de invierno, los shorts más cómodos en el verano y entendemos que quizás llevar una camisa para cada día de viaje no era necesario, que contar con las toallas del hotel era suficiente y que la vida, finalmente, es una.

Tan sólo viendo el equipaje de un viajero ya conoces algo sobre su personalidad. Los ejecutivos asiáticos de alguna forma se las arreglan con un Carry On para viajar internacionalmente, asistir de punta en blanco a sus reuniones de negocios y regresar a casa sin preocupaciones. Siguiendo estos fáciles y sencillos consejos puedes disfrutar de tus boletos económicos de avión sin recargo.

viajar aeropuerto

Cómo organizar tu maleta para un viaje económico:

El tamaño sí importa: Verifica las medidas correctas de tu equipaje con la información de la página Web de la aerolínea. Usualmente cada línea aérea brinda las especificaciones de abordaje y equipaje de mano para todo tipo de vuelo, incluyendo aquellos de boletos baratos.

Infórmate: Existen multiplicidad de vídeos y tutoriales en Youtube sobre cómo empacar para aprovechar el tamaño del equipaje al máximo, prevenir arrugas en la ropa, guardar tus artículos más delicados y evitar el derrame de líquidos sobre tu ropa empacada durante el viaje.

Selecciona con sabiduría: Aunque lo consideres indispensable es mil veces mejor ir a la manicurista antes del viaje y al regresar, aunque el esmalte se arruine durante el viaje. En todo caso es preferible visitar una peluquería local y relajarte al máximo con una reparadora manicure y pedicure pero, y créeme cuando te digo, llevar junto a tu ropa y vestuario el kit de manicure, quitaesmalte y variedad de colores de esmalte no es, ni nunca será, buena idea.

Zapatos: Ni los tacones ni las botas son indispensables. Ballerinas negras y zapatillas deportivas para ellas; mocasines negros y zapatos deportivos para ellos, son más que suficiente para un viaje. Considera además que uno de esos dos pares de zapatos puedes llevarlos puestos durante el vuelo económico, así que deberías aprovechar y calzar los más pesados y cómodos.

De buen vestir: Llevar varias capas de ropa cuando se apuesta por los pasajes baratos se ha convertido en tendencia, incluso chiste, dentro de los turistas acostumbrados a evadir con inteligencia las restrictivas políticas de peso de equipaje que plantean las aerolíneas Low Cost.

Si lo piensas es una idea práctica y bastante útil ya que, casi siempre, los vuelos resultan tener temperaturas bastante bajas, principalmente después del servicio de comida, pues se cree que esto fomenta el sueño en los pasajeros y hace que el viaje sea más ameno.

Protègete del frío: Si eres de las personas que se considera friolenta, durante los vuelos económicos habrás sentido suficiente frío para cerrar las salidas de aire que irradian aire helado sobre ti y, si es posible las que están en asientos contiguos también. En esas situaciones sentimos gran alivio de haber tomado la prevención al vestir un poco más de ropa de la normal.

Las piernas y el torso siempre deben ir con prendas sueltas para facilitar la buena circulación venosa, entonces llevar un vestido, en combinación con un legging bajo la falda, quizás un crop top a juego, el abrigo (que suele ocupar demasiado espacio y peso), zapatos deportivos además de una bufanda y sombrero si fuera necesario, es un look casual y dramático pero útil para viajar.

Dejar una opinión