Ejemplos de acentuación fonética

publicado en: Sin categoría | 0

En el idioma español existen dos clases de acentos, el fonético y el ortográfico. Nuestra lengua se diferencia de otras como el inglés, en poseer este último acento. El acento fonético se podría explicar como la intensidad o fuerza especial imprimida en una sílaba particular de una palabra, que en muchos casos puede hasta diferenciar el sentido de la misma. Por ejemplo, no es lo mismo cálculo (empleado como sustantivo o para referirse a las piedras del riñón), calculo (verbo calcular en presente de la primera persona) o calculó (preterito indefinido del verbo calcular en segunda persona).

Para guiarnos en cómo aplicar este acento fonético al leer un texto, existe el acento ortográfico, que nos marca o evidencia dónde recae el acento fonético debido a unas reglas estipuladas. Esta clase de acento ortográfico o tilde, es una pequeña raya oblicua que se inclina un poco a la derecha y está emplazada sobre la vocal de la sílaba en la que tendremos que imprimir la fuerza, como en las palabras manatí, también o árbol.

Aunque precisamente su falta en ciertas palabras indica también que, o bien no hace falta porque la palabra tiene una sola sílaba, o porque la intensidad está en cierta sílaba, como zapato (fuerza en la sílaba “pa”), papel (fuerza en la sílaba “pel”) o mandar (fuerza en la sílaba “dar”).

La sílaba que porta el acento fonético, también llamado léxico o primario, se denomina sílaba tónica, mientras que las sílabas restantes se llaman átonas. Según una palabra tenga su sílaba tónica en la última, penúltima o antepenúltima posición, se diferencia en palabra aguda, grave o llana, esdrújula o sobreesdrújula respectivamente.

Las palabras agudas son aquellas que tienen el acento fonético en la última sílaba. No tienen porqué llevar tilde necesariamente. Algunos ejemplos de palabras agudas: bebé, agobiar, ecuación, central, rotación o nacional.

Las palabras graves o llanas son aquellas que tienen el acento fonético en la penúltima sílaba. No tienen porqué llevar tilde siempre, depende de las reglas ortográficas. Algunos ejemplos de palabras llanas: ángel, cierre, raíces, virgen, cárcel o banquero.

Las palabras esdrújulas son aquellas que tienen el acento fonético en la antepenúltima sílaba. Siempre llevan tilde. Algunos ejemplos de palabras esdrújulas: tarántula, lágrima, ibérico, micrófono o geométrica.

Las palabras sobresdrújulas son aquellas que tienen el acento fonético en la sílaba anterior a la antepenúltima sílaba. Siempre llevan tilde. Algunos ejemplos de palabras esdrújulas: apréndetelo, cuéntamelo, dócilmente, júramelo o rústicamente.

palabras agudas llanas esdrujulas

Dejar una opinión